fbpx
 
 

FAQ

 
¿Para quiénes se recomienda la cirugía bariátrica o de obesidad?

La cirugía bariátrica o también llamada cirugía de obesidad, está recomendada para aquellas personas con exceso de peso que no hayan tenido éxito previo para perder peso y mantener esa pérdida a lo largo del tiempo. Actualmente las nuevas guías Internacionales recomiendan este procedimiento en los siguientes escenarios:

  1. Determina tu Índice de Masa Corporal (IMC) con la siguiente fórmula, con una calculadora simple: Tu peso en kilogramos divídelo entre tu talla en metros y el resultado vuélvelo a dividir de nuevo entre tu talla en metros. Ese resultado es tu IMC.
  2. Si tienes más de 35 de IMC pero menos de 40 y cuentas con enfermedades relacionadas a tu exceso de peso como: azúcar en sangre elevada, presión arterial elevada, colesterol y/o triglicéridos elevados, ácido úrico elevado o ataques de gota, problemas pulmonares como falta de aire o te sientes sofocado al realizar alguna actividad (como caminar algunas cuadras o subir escaleras), apnea del sueño, reflujo gastroesofágico, problemas de infertilidad, síndrome de ovarios poliquísticos, problemas de carga como dolor en las rodillas o espalda baja, entre otros, eres candidato a este procedimiento
  3. Si tienes más de 40 de IMC eres candidato directo para este procedimiento. Es el tratamiento más efectivo e ideal para tu problema de peso.
  4. Si tienes más de 30 pero menos de 35 de IMC y cuentas con diabetes tipo 2 o el bien llamado síndrome metabólico, puedes ser candidato para esta cirugía. En estos casos, la evaluación por un grupo de especialistas (equipo multidisciplinario) es extremadamente importante.
  5. Tienes más de 18 años o eres menor a 70 años
  6. No se debe realizar en los siguientes casos: Embarazo, pacientes con cáncer no controlado, personas con enfermedades psiquiátricas no controladas (como esquizofrenia, psicosis, etc), en cirrosis hepática con datos de hipertensión portal, insuficiencia cardiaca, enfermedad coronaria inestable, enfermedad pulmonar en estadio pulmonar, alcoholismo, drogadicción, en personas con capacidad intelectual no adecuada. Existen contraindicaciones relativas dependiendo la valoración inicial por el grupo de especialistas.
  7. Cirugía bariátrica en adolescentes: indicada en aquellos pacientes bajo supervisión por el equipo pediátrico y el grupo multidisciplinario, con un exceso de peso determinado como súperobesos según las gráficas de percentiles de la Organización Mundial de la Salud, con una adecuada maduración psicológica, física y sexual, bajo protocolos de investigación y ética en el hospital en donde se realizará el procedimiento. Es de suma importancia su completa valoración/estudio del caso y con esto, determinar si la cirugía es el mejor procedimiento para el menor. La gran mayoría se realiza entre los 15 y 18 años de edad.
  8. Si quieres determinar cual es tu peso máximo saludable y con esto, saber cuántos kilogramos de exceso de peso tienes, te recomendamos lo siguiente:

Multiplica tu altura en metros por tu altura en metros (ejemplo: si mides 1.81 m realiza lo siguiente: 1.81 X 1.81 = 3.2761). Este resultado lo multiplicas de nuevo por 24.9 (este número significa el IMC máximo para que estes en un peso saludable). El resultado final se lo vas a restar a tu peso actual: ESTE ES TU EXCESO DE PESO.
Si pesaras actualmente 120 kg y mides 1.81m entonces, con este ejemplo tendrías:

    1. X 1.81 X 24.9 = 81.5 kg sería tu peso máximo saludable, por lo tanto si pesas actualmente 120 kg, entonces tendrías:

120 – 81.5 = 38.5 kg DE EXCESO DE PESO ¡ ES LO QUE TIENES QUE PERDER PARA ESTAR SALUDABLE ¡

¿Cómo elegir entre bypass gástrico y manga gástrica?

La elección se basa en la valoración médica y en las preferencias del paciente.
Puntos a tomar en cuenta en la valoración médica: enfermedades asociadas al problema de peso, preferencias de alimentración del paciente (dulce, salado, trastornos de alimentación), edad del paciente, cirugías abdominales previas, riesgo operatorio, Índice de Masa Corporal, entre otros.
Recomendamos en aquellos pacientes que sufren reflujo gastroesofágico y/o hernia hiatal grande, esófago de Barrett, se realice Bypass gástrico en Y, al igual en aquellos pacientes con diabetes tipo 2 y/o Síndrome Metabólico (los resultados en la literatura científica y personales son mucho mejores)

¿Es forzosa la evaluación psicológica?

La obesidad es una enfermedad multifactorial, en donde intervienen muchos factores psicológicos en el paciente (depresión, ansiedad, angustia, estrés, trastornos de alimentación, insominio). Por lo que la valoración psicológica y/o psiquiátrica es primordial para determinar el mejor tratamiento antes, durante y/o después de la opción que se elija.

¿Qué garantías ofrece? ¿Qué riesgos hay durante el procedimiento?

La cirugía de obesidad actualmente es el mejor tratamiento para la pérdida del exceso de peso y mantener esta a lo largo del tiempo, actualmente no existe ningún otro tratamiento que te brinde los mismos beneficios que la cirugía bariátrica. Con la experiencia que se cuenta en esta época, los riesgos son muy bajos (menores del 2%). Existen riesgos propios al procedimiento quirúrgico como tal (anestesia general, sangrado e infecciones, laceraciones de estructuras vecinas o vasos sanguíneos, fuga del contenido gastrointestinal, problemas cardiopulmonares, formación de trombos, entre otros), sin embargo estos riesgos se han disminuido tanto, que se cuenta con el mismo riesgo quirúrgico comparado al operar una vesícula biliar o una apendicitis. Existen otros riesgos asociados al paciente que no podemos modificar como son: enfermedades propias del paciente, su edad y sus condiciones en su estado de salud actual. Por esto, es de suma importancia una adecuada valoración por un grupo de expertos y la preparación del paciente en los ámbitos médico, psicológico y nutricionales. La experiencia del equipo en esta enfermedad es imperativa.
La razón por la cual hacemos este tipo de cirugía es para mejorar o remitir las enfermedades asociadas al problema de peso y con esto, mejorar la calidad y esperanza de vida de quien la padece. Es por salud, no por estética. 

¿Cómo es el procedimiento?

La cirugía que realizamos actualmente es a través de un abordaje llamado cirugía laparoscópica o de invasión mínima, en donde las heridas son muy pequeñas (de 1 cm y 5mm), no realizamos cirugía “abierta” con incisiones grandes a menos que sea estrictamente necesario. Se infla el abdomen del  paciente con aire (dióxido de carbono) y se coloca una cámara e instrumentos de 4mm para realizar la cirugía a través de un monitor de video. El procedimiento dura en promedio 1 a 2 hr (dependiendo la técnica que se realice), el sangrado es mínimo y la recuperación es muy rápida.

¿Qué tan tardada o difícil es la recuperación?

A las 12 horas de que el paciente sale de cirugía, ya está caminando, tomando líquidos, con ligeras molestias. La estancia en el hospital de nuestros pacientes en promedio es de 36 horas. En casa, realizará ejercicios respiratorios, deberá caminar y/o realizar actividades cotidianas sin realizar esfuerzo físico, hidratarse adecuadamente y tomar su proteína, dormir bien y no estresarse. La gran mayoría podrá regresar al trabajo (sin que involucre realizar esfuerzo, como el trabajo de oficina) a los 5 días de la cirugía. A la semana podrá realizar actividad física como nadar, caminar/trotar en caminadora, hacer bicicleta, elíptica, entre otras actividades. En este mismo tiempo, ya podrá manejar.

¿Necesitaré alguna cirugía estética para los excesos de piel al bajar de peso?

Es un tema que depende mucho del exceso de peso del paciente antes de la cirugía y de la cantidad de pérdida del exceso de peso después, así como la edad del paciente (pacientes más jóvenes tienen mayor cantidad de colágena en su piel y tejidos corporales). Se recomienda el uso de fajas especiales, las cuales disminuyen mucho la formación de colgajos cutáneos y permiten la adecuada remodelación del tejido. Se recomienda esperar 1 año y medio a 2 años después de la cirugía de obesidad para considerar una cirugía para quitar estos excesos de piel, puesto que es el tiempo en que se estabiliza el peso corporal.

¿Cómo es la preparación antes de la cirugía?

Para entender mejor este concepto imagínate que la cirugía es como correr un maratón: para hacer el mejor papel y llegar en el primer lugar, deberás prepararte de la mejor manera que sea posible, no solamente en el ámbito nutricional, sino también en el médico y psicológico y con esto, disminuir tus dudas y temores. La dieta de preparación involucra una dieta alta en proteínas y baja en azúcares, para permitir la disminución del tamaño del hígado y la grasa dentro de tu abdomen. Se utilizan suplementos de proteínas y se sustituyen algunas comidas con estos. Se agregan multivitamínicos y calcio, junto con hidratación y suspender el uso de café y refrescos de cola (la cafeína causa deshidratación: esto puede darte naúseas y dolores de cabeza después de la cirugía), no fumar (disminuye la cicatrización y la oxigenación de los tejidos, además causa mayor riesgo de complicaciones cardiopulmonares) y tendrás que caminar y realizar ejercicios respiratorios para mejorar tu capacidad cardiopulmonar. Con todo esto, entraremos a una cirugía programada en las mejores condiciones para hacer el mejor papel. Después de correr este maratón, necesitarás un proceso de recuperación para que tu cuerpo se adapte a los nuevos cambios realizados. Analízalo: “después de correr un maratón, tienes que recuperarte y no puedes salir a correr a la calle el siguiente día“

¿Cómo es la dieta después de la cirugía?

Para tu recuperación en cuestión de nutrición, la dieta tiene como fin darte la consistencia adecuada de alimentos para evitar que se atoren y tengas molestias, además que esto permite que los tejidos se recuperen en forma adecuada y no meterlos a un estrés excesivo. La base de la dieta inicialmente es de consistencia líquida. Piensa que con la cirugía realizamos uno o varios embudos, esto es porque el tejido se inflama al cortarlo y/o suturarlo o unirlo. Por lo que la calidad del alimento es exactamente la misma, solo que es de consistencia líquida. Se dará la misma cantidad de grasas, proteínas y azúcares que en una dieta de consistencia blanda. Estarás con líquidos durante un lapso de 3 a 4 semanas posterior a la cirugía. Después de este tiempo, se progresa a dieta en consistencia de papillas y picados finos y a la sexta semana ya podras comer alimentos blandos y/o sólidos. El tiempo de inflamación en promedio tardará en disminuir de 4 a 6 semanas, por esta razón nuestro equipo realiza este tipo de progresión de alimentos. Esto no es una regla, cada equipo trabaja en forma diferente, por lo tanto, en nuestra experiencia vemos que nuestros pacientes se adaptan mejor y tienen menos molestias por la consistencia del alimento.

¿Cuánto peso bajaré?

Depende mucho el tipo de cirugía realizada, pero piensa que en promedio estarás perdiendo un 80% de tu exceso de peso. Depende de muchos factores que tendrás que tomar en cuenta:
Una adecuada valoración preoperatoria por un equipo de expertos especializados en obesidad, determinando que cirugía es la más adecuada para tu caso y prepararte en forma adecuada.
Cirujano Bariatra certificado y con experiencia
Seguimiento postoperatorio adecuado por todos los especialistas indicados en la valoración preoperatoria y seguimiento postoperatorio

¿Qué efectos secundarios puede tener?

El termino correcto es hacer la diferencia entre complicaciones y malestares.
Las complicaciones tempranas podrás leerlas en el apartado de “¿Qué garantías ofrece?”
Existen complicaciones tardías, las cuales dependen mucho del tipo de procedimiento y las condiciones del paciente. Es muy difícil tratar de explicarlas porque existen muchas variables en este caso. Algunas de ellas son: estenosis, hernias internas, reflujo gastroesofágico (en el caso de manga gástrica),hipoglucemia, entre otras. Es muy importante que lo platiques con nosotros para tratar cada punto con detenimiento y explicarte los riesgos y nuestra experiencia en los mismos.
Las molestias que se presentan posteriores a la cirugía, tambien dependen mucho del procedimiento realizado. Trataremos de separarlos:
Bypass en Y y Manga: sensación que se atora o que no pasa fácil el alimento, naúseas, dolor abdominal, distensión abdominal (sentirse “inflado”), dolor en las heridas o en la pared abdominal al realizar algún esfuerzo. La gran mayoría de estas molestias es porque se hizo algo mal (en nuestra experiencia en el 90% de los casos): porque el paciente tomó los líquidos o alimentos muy rápido, no masticó bien, tomó con popote o gas, tomó o comió un bocado más después de sentirse satisfecho, comió muy rápido etc.
Bypass gástrico en Y:
Dumping o Síndrome de Dumping. Este se debe al paso muy rápido de alimento (ya sea líquido o sólido) al intestino. Esto causa que se jale mucha agua al interior del intestino lo que traerá que baje la presión arterial. Es más frecuente con alimentos con alta cantidad de grasas o azúcares. Sucede a la media hora o 45 minutos después de ingerir ese alimento en particular. Los síntomas que se presentan con más frecuencia son: naúseas, mareo, sensación de palpitaciones o taquicardia, palidez de la piel, ganas de evacuar o desvanecimiento. No te asustes, lo que tienes que hacer en ese momento es recostarte con las piernas elevadas e ingerir agua fría y respirar profundo y relajarte hasta que pase el malestar.
Si los síntomas suceden a la hora y media o 2 horas de que ingeriste el alimento con mucha grasa o azúcares, entonces se debe a que baja el azúcar en sangre por la liberación aumentada de insulina (lo que llamamos hipoglicemia en el ámbito médico). En este caso las principales molestias son: sudoración excesiva, palidez, mareo, desvanecimiento, ganas de vomitar o evacuar. En este caso, lo mejor que puedes hacer es tomar algo con azúcar para contrarrestar la hipoglucemia y de igual forma recostarte y relajarte.
Lo evitamos con la famosa regla 30-30-30:
1)30 minutos debe de durar tu comida,no mezclar líquidos con sólidos.  2) 30 minutos antes de iniciar tu comida sólida, dejar de tomar líquidos. 3) 30 minutos después de comer sólidos, podrás reiniciar tus líquidos. ¡Fácil, verdad!
Manga Gástrica: las molestias más comunes son el sentir que se atora el alimento, que no pase en forma adecuada, agruras o sensación que se regresa el ácido o el alimento (se le conoce como regurgitación). Recomendamos siempre que se tomen alimentos después de sentirse lleno o satisfecho, evitar cosas con gas, tomar con popote y masticar muy bien el alimento sólido el cual tiene que ser de consistencia blanda y húmeda.
Te recomendamos evitar consumir alimentos duros y secos durante los primeros 4 a 6 meses de tu cirugía como los cortes magros de carne, pechuga de pollo asada o a la plancha (viene muy dura o seca), pan, bolillo, tortilla, galletas, tostadas o alimentos que sean muy fibrosos (como el apio) o que hagan el efecto de masa (yo les digo a mis pacientes el término coloquial “que se hagan masacote”) como el plátano, migajon, etc.

¿Hay “efecto rebote” o alguna forma de recaer y volver a ganar peso? Si sí, ¿cómo prevenirlo?

Tienes que entender que la obesidad es una enfermedad crónica degenerativa que no se cura, se controla y que necesitas de un tratamiento efectivo a lo largo del tiempo. La cirugía es el mejor tratamiento que te permitirá continuar con ese tratamiento a lo largo del tiempo por su efecto hormonal que realiza en el cuerpo. Sin embargo, la cirugía no es mágica, no es infalible. Necesitarás poner de tu parte, rfealizando cambios en tu vida en el aspecto psicológico, médico y nutricional. Elegir adecuadamente tus alimentos, ser muy cuidadoso con el alcohol y con la comida altamente procesada. En ocasiones la cirugía te “frenará” para que no lo vuelvas a hacer, en otras ocasiones no lo hará y es donde tu tendrás que elegir que camino tomar. Nosotros te ayudamos pero tu eres la herramienta para el éxito.
El ejercicio es primordial posterior a cirugía, porque éste permite mantener la pérdida del exceso de peso a futuro, nunca lo olvides.
¡No te pierdas!, no te dejaremos solo, siempre estarás acompañado. Hemos comprobado que los pacientes que no acuden a su seguimiento y tratamiento, tienen mayor riesgo de reganar peso con el tiempo.

¿Me puedo embarazar después de la operación?

La cirugía de obesidad no tiene ningún efecto negativo que influya en la fertilidad femenina. Al contrario, en ocasiones las pacientes que sufren de problemas de infertilidad por alteraciones hormonales (como el síndrome de ovarios poliquísticos), posterior a la cirugía mejoran en gran forma. Por tal motivo, se recomienda el uso de ciertos métodos anticonceptivos después de la misma (de preferencia de barrera y no hormonales). El tiempo de espera que sugerimos para embarazarse es como mínimo un año y medio después de la cirugía. No te preocupes por las vitaminas, te suplementaremos en forma adecuada para que no le hagan falta a tu bebé y tu embarazo sea adecuado y bien llevado. No te guíes por los mitos o rumores que una paciente que tiene este tipo de cirugías esta contraindicado embarazarse.

¿Puedo usar mi seguro médico?

Actualmente ya existen seguros de gastos médicos mayores que cubren la cirugía bariátrica. Muchos de ellos cuentan con claúsulas muy específicas para brindarte este beneficio. Ya reconocieron que la obesidad es una enfermedad y no es un problema estético y que esta enfermedad causa muchas enfermedades asociadas que pueden poner en riesgo la vida de quien la padece. Es el mejor tratamiento cuando está indicado y mejora la calidad y esperanza de vida, disminuyendo el riesgo y las complicacines a futuro. Algunos ejemlos de aseguradoras que ya cuentan con este beneficio son: Grupo Nacional Provincial (GNP), AXA, Atlas, Metlife, Banorte. Pregunta y siempre asesórate para investigar si tu seguro tiene este beneficio. No dejes de hacerlo.

 
 

Casos de Éxito

 

Adelaida López

Testimonio Adelaida Lopez

Adelaida cuenta con la edad de 50 años y un peso de 60 kilos

María Eugenia Abaunza

Testimonio Maru

Perdí 47 kilos, en sí la cirugía y me cambio completamente la vida

Francisco Corpi

Testimonio Francisco Corpi

Mi calidad de vida mejoró al 1000% y sé que voy a disfrutar los siguientes años al máximo

 
 
Consulta Valoracion
 
 
 
 

Artículos Relacionados

 

¿Tienes Dudas? Ponte en Contacto