El bypass gástrico que le devolvió la calidad de vida a Maru

Todos en algún momento hemos sentido que ganamos peso, pero para María esta situación comenzaba a ser incómoda, incluso preocupante, al grado de tomar anfetaminas para ganar una batalla que durante 10 años tuvo que pelear con su sobrepeso, afortunadamente decidió someterse a un bypass gástrico y esta es su historia.


Problemas de peso

María Eugenia Abaunza es una mujer que actualmente cuenta con 40 años, pero con el sobrepeso ella lucía como una mujer mayor, una mujer enferma, una mujer que necesitaba ayuda.

Maru, lidió con su sobrepeso durante una década, década en la que intentó de todo para volver a usar su ropa favorita.

Su fórmula para perder peso incluyó desde dietas milagrosas, hasta el famoso té de jengibre con limón, el del hueso de aguacate, el agua con vinagre de manzana, jugos detox, pastillas como redutex, orlistat, redufacil, remuvik, xenical, hasta anfetaminas, todo, con tal de ser la que un día fue, pero el resultado era inútil.

Maru, se había estancado en el intento de perder peso, tanto como los múltiples remedios que cada vez eran más agresivos.

  • Masajes reductivos
  • Cavitación
  • Radiofrecuencia
  • Acupuntura
  • Vendas de yeso
  • Envolturas en plástico
  • Faja reductiva
  • Centros y clínicas para bajar de peso

La frustración se apoderó de ella, al igual que el mal humor, la apnea del sueño y los problemas con su pareja. Un día, pensó que había encontrado la respuesta a todos sus males en el buscador de Google, el cual le decía que la opción era un balón gástrico, sin pensar que Google, también suele equivocarse.

 

Un penúltimo intento por mejorar su calidad de vida

Afortunadamente, Maru, acudió con una nutrióloga, la cual le recomendó detenerse con la idea del balón gástrico, en cambio, ella le recetaría una dieta efectiva para perder peso.

Fueron 365 días los que tuvo que esperar para ver el resultado de la dieta, pero la báscula nunca marcó un peso inferior; Maru, estaba hecha pedazos.

Fue entonces que la nutrióloga en el último intento por ayudar a Maru, le recomendó acudir a Obesigam. Con su autoestima por los suelos, ella decidió agendar la primera consulta con el Dr. Ruiz, sin saber que esa sería la decisión que le cambiaría la vida.

 

También te puede interesar: ¿Qué tipos de cirugía bariátrica o de pérdida de peso existen?

 

La primera consulta en Obesigam y la valoración

Maru tenía mucho peso que perder, así que el Dr. Ruiz, comenzó con la valoración de su nueva paciente. Fueron 30 días de valoración y entre preparativos, estudios, y miles de dudas, Maru, tomó la decisión de someterse a una cirugía bariátrica, la de bypass gástrico.

Y así fue, un mes después de la primera consulta con el Dr. Ruiz, María se encontraba en quirófano.

Operación y recuperación

En la operación de Manga Gástrica, no hubo ningún contratiempo, Maru despertó después de la hora por los efectos de la anestesia.

Su esposo le comunicó que el doctor no había observado ningún problema durante la cirugía, por lo que la intervención, había sido un éxito.

Maru se levantó con los dolores propios de una cirugía, pero el dolor según relata, fue menos intenso que aquellos ocasionados por los miles de tratamientos, pastillas, jugos y dietas que había tomado anteriormente que incluso la dejaban con hambre por horas o por días.

Resultados

Maru hoy vive sin dolor de piernas, ha mejorado su calidad de sueño, ya no tiene pies hinchados y lo mejor, ha comenzado a usar las blusas y pantalones que tanto le gustaban. Hoy, ella cuenta esta historia como una de las más gratificantes que ha vivido, por fin ganó la batalla contra el sobrepeso, por fin, pudo ser la que era hace 10 años.

 

 

 
 
 
 
 
 

Artículos Relacionados

 

¿Tienes Dudas? Ponte en Contacto